Agrega Tu Email Aqui "Para LOS VIDEOS DE DECAPITADOS"

Decomisa la Secretaría de Marina uniformes y arsenal a ‘Los Zetas’

Un total de 215 armas de fuego, la mayoría largas y de alto poder, y más de 500 uniformes tipo militar fueron asegurados por elementos de la Marina a la organización delictiva, tras la detención de cinco integrantes de este grupo en Coahuila.
Ciudad de México • La Secretaría de Marina Armada de México (Semar) presentó esta mañana un importante arsenal asegurado en los últimos días en los estados de Coahuila y Nuevo León.

Un total de 215 armas de fuego, la mayoría largas y de alto poder, y más de 500 uniformes tipo militar fueron asegurados por elementos de la Marina a la organización delictiva Los Zetas, tras la detención de cinco integrantes de este grupo en Coahuila.

En la conferencia de prensa, donde se presentó todo el arsenal asegurado, el vocero de la Secretaría de la Marina Armada de México (Semar), José Luis Vergara Ibarra, subrayó que a la par de esta acción se incautaron más de 200 kilogramos de cocaína en Nuevo León.

Respecto del arsenal, detalló que se trata en total de 204 armas largas, 11 cortas, 29 mil 621 cartuchos útiles de distintos calibres, 778 cargadores para armas de fuego, así como 15 granadas de guerra de mano y dos de calibre 40 milímetros.

También se encontraron 563 uniformes y diversos pertrechos, como botas, cartucheras, rodilleras, pistoleras, entre otras.

En la presentación, Vergara mostró los uniformes y explicó que si bien varios de ellos son de camuflaje tipo selva y desierto, con logotipos o leyendas bordadas de la Armada, todos son apócrifos pues no corresponden a la tonalidad ni a los colores oficiales, por lo que pidió a la población que no caiga en engaños.

“Es muy importante que la ciudadanía identifique este tipo de uniformes que no son los que utiliza la Semar, por lo que si saben de alguien que esté actuando fuera de la ley en este sentido se presente la denuncia anónima a los teléfonos que la Marina pone a su disposición”, indicó.

El funcionario detalló que el aseguramiento se consiguió luego de que se detuvo un vehículo sospechoso con varias armas y uniformes en un puesto de revisión instalado en una brecha a ocho kilómetros al sur del poblado Villa Unión, en Coahuila.

En ese punto se detuvo a Javier Eduardo Saravia, de 25 años de edad; Juan Bautista Mata, de 33; Juan Alberto Aldana Vásquez, de 18; Benjamín Hidalgo Velázquez, de 19, y Omar Guadalupe Hernández Santos, de 26.

“Estas personas manifestaron que trabajaban para la organización delictiva de Los Zetas y que acababan de ocultar un vehículo que contenía uniformes, armas y cartuchos; además proporcionaron la ubicación de una construcción abandonada donde se escondían más uniformes similares a los que tenían en su poder”, añadió.

En el sitio señalado por los detenidos se completó el decomiso del arsenal, que al parecer era utilizado para el adiestramiento del personal de la referida organización delictiva.

Por otro lado, Vergara Ibarra indicó que en la autopista Colombia-Monterrey, en territorio de Nuevo León, se aseguraron 200 kilogramos de cocaína distribuidos en 185 paquetes, los cuales fueron descubiertos a bordo de dos unidades de carga que se encontraban abandonadas.

Tanto la droga como el arsenal asegurado y las personas detenidas quedaron a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), donde se iniciaron las averiguaciones correspondientes.

Revientan campamento

Hace menos de un mes, el pasado 12 de mayo, elementos del Ejército mexicano detectaron un campamento de entrenamiento de Los Zetas en un bosque del municipio de Higueras, Nuevo León, donde personal castrense se enfrentó a balazos con un grupo de sicarios de esta organización. El saldo fue de un presunto delincuente muerto y el decomiso de al menos 124 armas largas.

En el operativo participaron unos 60 militares, quienes arribaron al lugar en helicópteros y vehículos terrestres.

Entre el armamento incautado hay 124 armas largas, 15 cortas, 29 granadas calibre 40 mm, 32 de mano, tres cohetes antitanque, mil 375 cargadores para diferentes armas, 12 vehículos y más de 5 mil cartuchos de distintos calibres.

La acción del Ejército mexicano comenzó al filo de las 10 horas, cuando cuatro helicópteros de la Fuerza Aérea mexicana arribaron al campamento de Los Zetas, ubicado en una zona rural del municipio de Higueras.

“Alrededor de 50 sicarios que se encontraban en el campamento comenzaron a huir cuando escucharon los motores de los helicópteros”, precisó a EFE un general que participó en las operaciones.

Desde el aire, los militares dispararon a algunos pistoleros y otros fueron perseguidos por personal castrense que llegó por tierra al campamento de entrenamiento de los pistoleros.

Un integrante de la delincuencia organizada fue abatido a 500 metros del lugar, después de que soldados lo ubicaran escondido entre los árboles. El resto de los sicarios logró huir adentrándose en una zona montañosa ubicada cerca del campamento, donde Los Zetas realizaban entrenamiento.