Agrega Tu Email Aqui "Para LOS VIDEOS DE DECAPITADOS"

Los Tigres del Norte, jefes de jefes: unplugged por naturaleza

Metales, cuarteto de cuerdas, percusiones orquestadas por Karl Perazzo (percusionista de Santana) hicieron explotar el Hollywood Palladium de Los Ángeles, donde se grabó el MTV Unplugged que arranca con “Jefe de jefes”.


México • A partir de “Contrabando y traición” (“Camelia la texana”), del disco homónimo (1974), que continuó con La banda del carro rojo (1975), la agrupación felina se convirtió en mito indestructible del narcocorrido. Pero más allá del género que proliferó en películas, el quinteto sinaloense —radicado en California— ha sonorizado testimonios sobre indocumentados mexicanos en EU e incontables temas sociales.

Mantener por décadas el sonido puro de la música norteña que nació desenchufada: unpluggedpor naturaleza con bajo sexto es su máxima hazaña. La guitarra norteña sobre la que Zack de la Rocha preguntó a Jorge Hernández: “Hey George, what is that?”, y aprendió a tocarla en una noche para presentarse en el MTV Unplugged Los Tigres del Norte and friends. “Quiero salir cuando yo haga el video con el instrumento de ustedes, no quiero usar mi guitarra”.

¡Zack de la Rocha con bajo sexto! es una de las fenomenales apariciones en las que participaron Diego Torres, Andrés Calamaro, Juanes, René (de Calle Trece) y Paulina Rubio (algún defectillo debía tener el discazo), pero hasta la chica dorada-oxigenada suena estupenda en “Golpes en el corazón”.

“Yo no crucé la frontera, la frontera me cruzó a mí” es un grito a tono con el ex cantante de Rage Against The Machine. Porque nos refresca la memoria que no sólo nos quitaron Texas y Disneylandia (bueno California), también nos la recordó hasta Wyoming.

“También el estado de Utah… nos quitaron a Texas, Arizona, Nuevo México, Colorado, Nevada, California… son siete estados que eran territorios mexicanos sobre los cuales los niños no sabían, no estaban enterados, y ahora en esta tarea que nos hemos propuesto se ha estado informando y ha sido muy interesante para nosotros que haya ese acercamiento, que se entere la nueva generación”.

Metales, cuarteto de cuerdas, percusiones orquestadas por Karl Perazzo (percusionista de Santana) hicieron explotar el Hollywood Palladium de Los Ángeles, donde se grabó el MTV Unplugged que arranca con “Jefe de jefes”.

¿Inspirada en un caso de la vida real? o como los créditos de las películas: cualquier semejanza con la realidad es mera coincidencia, les formulamos.

Sería obvio pensar que fue escrita con la mirada puesta en el más feroz lobo del narco, pero irónicamente surgió de los gritos de un pequeño bolero (en el DF): ¡jefe, jefe! “Entonces le digo a Teodoro Bello, si hacemos una historia, qué será más impactante: ‘Patrón de patrones’ o un ‘Jefe de jefes’? Dijo Teodoro, no pues ‘Jefe de jefes’ es mucho más impactante.

“Un día yo lo levanto en el aeropuerto y le digo, le traigo estos dos títulos, dice pues ‘Jefe de jefes’, ¡ahorita lo empezamos!, y empezó a tararear del aeropuerto al estudio. Cuando llegamos ya llevábamos dos versos y cuando terminó hicimos una revisión”. El video en Alcatraz le dio un realismo narcomágico.

Tan realista como “Contrabando y traición” incluida en el unplugged; un fenómeno de yerba mala muy penalizado en los setenta, que hoy es rebasado en extremo. Antes eran pacas de a kilo, ahora son toneladas de polvo. “Cuando nosotros hicimos esos temas pues cambiamos la palabra mariguana por “repletas de yerba mala”, porque en aquellos tiempos era prohibidísimo hablar de drogas abiertamente. Yo creo que todos los que se dedicaban y los personajes que cantábamos en aquellos años, pues había como un nivel donde se respetaba o simplemente uno no se metía con ellos, ni ellos con la gente”.

“Su comportamiento era distinto y no digo que no es igual ahora, sino que ahora se llegó al extremo, al exceso, pero bueno, ha ido cambiando toda la situación. Cuando nosotros hicimos ‘Camelia la texana’ nunca tuve la idea que fuera un corrido de narcotráfico, es una historia de amor.”

—¿Cuál es su balance sobre esta llamada guerra contra el narcotráfico?, guerra sobre la que no nos avisaron para prepararnos, ya no digamos con un cuerno de chivo, sino con una resortera por lo menos, y que ha cobrado más de 40 mil víctimas?

—Creo que el balance es muy desproporcionado, creo que nos han ganado, van mucho más avanzados a gran escala, ¿no?, entonces creo que ha rebasado las expectativas hasta de ellos mismos. La fuerza que han adquirido y ya olvidemos —creo— que hablar de que nuestro gobierno va a tener un control, pues hemos visto que ha sido imposible de alguna manera, la situación es más delicada de lo que imaginábamos todos los ciudadanos.

“La ciudadanía tendría que unirse de diferente manera, y yo pienso que un balance muy importante que debe haber es que el gobierno tome en cuenta al ciudadano común, para que se sienta que hay una relación entre gobierno y ciudadanos. Si esa realidad existiera y que ojalá que se diera un día, creo que México cambiaría bastante porque podríamos decir cosas que no nos animamos a decir, y a depurar a la gente que tiene ese poder por años y años.

“Las nuevas generaciones son las que pueden cambiar este rumbo que sabemos que va a tomar mucho tiempo, pero en algún sitio tiene que empezar, ¿no? Mientras que no empiece no terminamos.”

Otra reina que se ha mitificado como narconovela es La reina del sur, además del estupendo papel de Kate del Castillo, por la historia entre Pérez-Reverte y Los Tigres del Norte. “La realidad es esta, mira. Nosotros hacemos ‘Contrabando y traición’ que el público la conoce como ‘La Camelia’, Arturo viene a México un día, escucha la canción en un bar —él me lo platica— se enamora del tema y del personaje, y entonces escribe un libro, pero inventa otro personaje que es La Reina del Sur —Teresa la mexicana—”.

Sigue la historia conocida de la canción y cd que grabaron Los Tigres (“La reina del sur”) para la película que nunca se hizo, pero apareció la serie de tv. “Por falta de presupuesto no pudimos estar nosotros, y bueno es aceptable, ya no se dio… el público la ha aceptado, creo que hicieren un buen trabajo. El libro es maravilloso, con un lenguaje que la gente entiende y que todos los que leemos libros de vez en cuando entendemos el lenguaje perfectamente bien”.