Agrega Tu Email Aqui "Para LOS VIDEOS DE DECAPITADOS"

Ex gobernador de Tamaulipas, acusado por la DEA de recibir sobornos del narco

El ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, recibió dinero de grupos del narcotráfico, específicamente de "Los Zetas" y el cártel del Golfo, según consta en una acusación de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

Estos pagos, de acuerdo con el documento presentado en una corte de Texas, llegaban a manos de Yarrington a través de Antonio Peña Argüelles, quien enfrenta cargos de lavado de dinero en Estados Unidos y fungía como intermediario entre el crimen organizado y el ex mandatario priista.


El diario “San Antonio Express” señala que Peña fue arrestado el pasado miércoles en San Antonio y de sus declaraciones se conoció el presunto vínculo mantenía con "Los Zetas", el cártel del Golfo, con Tomás Yarrington y con un ex alcalde de Nuevo Laredo.


La acusación de la DEA advierte que Peña Argüelles se escondía en Texas desde noviembre pasado, cuando "Los Zetas" mataron a su hermano, al parecer por robar dinero del cártel.


Ese día, señala la nota informativa, Peña recibió un mensaje de texto de Miguel Treviño Morales "El 40", líder del grupo criminal, en el que lo amenazaba por haber hurtado cinco millones de dólares del cártel y también le atribuía culpabilidad en el asesinato del ex candidato priísta a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú.


"No seas idiota y pon atención a quién le robas. Y sobre el candidato, fue por el negocio que tienes con Costilla (Eduardo, líder del cártel del Golfo), Tomás (Yarrington) y Osiel Cárdenas", advierte el texto.


La DEA asegura que Antonio Peña se reunió en 2008 con el ex gobernador en una casa que este último rentó en San Antonio. Ahí, continúan, discutieron un pleito financiero que existía con Treviño Morales.


La relación de Peña con "Los Zetas" comenzó debido a que éste poseía ranchos en Nuevo Laredo. El cártel entró en contacto y le pagaba una renta para que la droga fuera traficada por sus propiedades. Eventualmente, dice la agencia estadounidense, el vínculo creció y Peña se convirtió en intermediario entre la organización criminal y el ex gobernador de Tamaulipas.