Agrega Tu Email Aqui "Para LOS VIDEOS DE DECAPITADOS"

México mantendrá asistencia a condenados a muerte en Malasia

Héctor Gonzalez y Carmen Villarreal, padres de los mexicanos condenados a morir en la horca en Malasia. EFE

Apelarán la pena de los tres hermanos González VillarrealLos tres mexicanos fueron condenados a morir en la horca por un tribunal de Malasia, al ser declarados culpables del delito de narcotráfico, después de pasar más de cuatro años en la cárcel

CIUDAD DE MÉXICO (17/MAY/2011).- El Gobierno de México anunció hoy que mantendrá en el proceso de apelación en ciernes la "asistencia y protección consular" que brinda a tres ciudadanos suyos que hoy fueron condenados a muerte en Malasia, en un caso por tráfico de drogas.

Fuentes de la Cancillería mexicana recordaron que México "brindó la asistencia jurídica correspondiente a través de la embajada de México en Malasia", la cual "continuará en la apelación" que la defensa de los reos ha anunciado ya que interpondrá.

"El Gobierno de México ha tomado nota de la decisión de una corte de Malasia de declarar culpables a los ciudadanos mexicanos José Regino (de 33 años), Luis (44) y Simón González Villarreal (37) de delitos vinculados al tráfico de drogas", agregaron las mismas fuentes.

México "reitera su compromiso de brindar asistencia y protección consular a los mexicanos en el exterior, a fin de que sus derechos nos sean vulnerados sin prejuzgar los cargos que se les imputan".

Los tres hermanos mexicanos González Villarreal fueron condenados hoy a morir en la horca por un tribunal de Malasia, al ser declarados culpables del delito de narcotráfico después de pasar más de cuatro años en la cárcel.

La sentencia fue emitida durante la última vista del juicio celebrado a lo largo de más de un año en el Alto Tribunal de Kuala Lumpur, en presencia del trío, originario del estado mexicano de Sinaloa, así como de otros dos acusados, un malasio y un singapurés.

Inmediatamente después de que se anunciara el fallo, el abogado Kitson Foong, del equipo que ha llevado la defensa de los mexicanos, calificó de "erróneo el enfoque del juez" y señaló que recurrirán contra la sentencia ante el Tribunal de Apelaciones, un proceso que según precisó "durará de un año a un año y medio".

En caso de que fueran otra vez condenados, podrán recurrir en última instancia ante el Tribunal Federal, en lo que se presume será una larga batalla legal.

El veredicto que condena a muerte a los cinco acusados fue leído por el mismo magistrado que ha presidido el juicio, Mohamed Zawawi, conocido por el apodo del "juez soga" por las numerosas penas de muerte que ha dictado a lo largo de su carrera judicial.

Desde su detención, Luis Alfonso, José Regino y Simón González han mantenido que son inocentes y testificado que ellos se dedicaban a la limpieza de la nave en la que fueron sorprendidos durante una redada policial.

La legislación penal de Malasia considera el narcotráfico un grave delito para el que solo contempla la pena capital, que en este país asiático se lleva a cabo en la horca y sin aplicar al reo ningún tipo de sedante.

Los hermanos mexicanos fueron detenidos junto a los otros dos acusados en una nave industrial de Johor Baru, ciudad portuaria fronteriza con Singapur, donde había material para hacer metanfetaminas, precursores químicos y cerca de 29 kilos de esa droga.