Agrega Tu Email Aqui "Para LOS VIDEOS DE DECAPITADOS"

Acapulco vive una de sus semanas más violentas con 25 muertos

El asesinato a tiros este miércoles de cinco miembros de una misma familia en la ciudad mexicana de Acapulco ha dejado un balance de víctimas excepcionalmente alto incluso para esta zona, que sufre una creciente ola de violencia. En total, 25 personas han perdido la vida esta semana en esta localidad del Estado de Guerrero, al suroeste de México, donde células de crimen organizado y pandillas se disputan la venta de drogas y la extorsión de negocios. 

Entre las víctimas del último asesinato se encuentra un niño de tres años, una mujer embarazada y una anciana. El suceso tuvo lugar a primera hora de la mañana del miércoles, cuando personas armadas entraron en la vivienda de la familia, en el barrio de clase trabajadora Cinco de Mayo. Los autores y el motivo del ataque todavía no se han aclarado, según fuentes policiales.

Los 25 muertos de esta semana son un trágico récord en la historia de la violencia en Acapulco. El estudio Epidemias de violencia de Eduardo Guerrero, publicado en la revista Nexos, establece en 72 el promedio mensual de víctimas en la ciudad desde finales de 2010 (antes de ese momento, en el que cayó Édgar Valdez Villareal, La Barbie, la media estaba en 10 asesinados).

La violencia llegó a Acapulco en el año 2005, con la descomposición del cartel de los hermanos Beltrán Leyva. Desde entonces, diferentes grupos del crimen organizado (la Barredora, el cartel del Diablo, el cartel independiente de Acapulco, la familia Michoacana, el cartel de Jalisco Nueva Generación...) se disputan el control de la ciudad, que vive principalmente del turismo y que este año ha perdido un 6% de turistas respecto a 2008. Acapulco representa el 80% del PIB del Estado de Guerrero.

La Operación Guerrero Seguro, nacida en octubre de 2011, ha aumentado la vigilancia y ha conseguido reducir la inseguridad.

México ha sufrido unas 55.000 muertes por violencia relacionada con el narcotráfico desde diciembre de 2006, cuando llegó al poder del presidente Felipe Calderón, quien inició una estrategia de guerra contra el narco.