Agrega Tu Email Aqui "Para LOS VIDEOS DE DECAPITADOS"

Jalisco destaca en elaboración de metanfetaminas

En 2011, van 25 laboratorios clandestinos asegurados y dos bodegas para el almacenamiento de sustancias químicas. EL UNIVERSALEn el Estado, así como en Michoacán, Guanajuato y Colima, se ha encontrado la mayor cantidad de laboratorios clandestinos

QUERÉTARO (24/JUL/2011).- La ruta de la metanfetamina en territorio mexicano inicia en el puerto de Manzanillo; pasa por Jalisco y Querétaro, desde donde se conecta rumbo al norte del país, particularmente a Tamaulipas y Nuevo León.

Investigaciones de inteligencia militar han rastreado este nuevo sendero que se abrió, con la participación de personas provenientes de Sinaloa, Jalisco y Baja California, que son los de mayor involucramiento en el ámbito de las drogas sintéticas.


De acuerdo a indagatorias realizadas por la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), personas de origen jalisciense involucradas en la delincuencia organizada, son quienes han adquirido mayor conocimiento en la práctica de “cocinar” la droga, por lo que paulatinamente se han trasladado a varias entidades del país.


Vía el puerto de Manzanillo, Colima, llegan grandes cantidades de precursores químicos, que son la base para la elaboración de metanfetaminas; de esa ciudad se transporta hacia el Centro, Occidente y Norte del país.


De acuerdo a información de la Procuraduría General de la República (PGR), Michoacán, Jalisco, Guanajuato y Colima son cuatro de las seis entidades en donde mayor cantidad de laboratorios clandestinos fueron localizados durante 2010.


En el caso particular del Estado de Querétaro, se han encontrado en los últimos cuatro años una docena de laboratorios y bodegas ilegales en donde se producía droga sintética y se almacenaban varios productos químicos para su fabricación.


De éstos, tres fueron encontrados en el transcurso del último mes. Uno, el laboratorio más grande y sofisticado del que se tenga conocimiento en la región central de México, y otra, la bodega con la mayor cantidad de productos químicos que se hayan localizado en el territorio nacional.


Autoridades involucradas


Una potencial ruta rumbo al norte del país para el transporte de los químicos básicos o la droga ya elaborada, pasa por la zona de la Sierra Gorda de Querétaro, continúa por el Estado de San Luis Potosí hasta llegar a territorio tamaulipeco.


Es en esa región, colindante con tierras potosinas, en donde el Gobierno de Querétaro ha invertido 15 millones de pesos para la construcción de una base militar; otra base se tiene proyectada en el municipio de Amealco, colindante con los estados de Guanajuato y Michoacán.


Por ambas zonas —el Norte y el poniente del Estado queretano— cruza la ruta de la metanfetamina.
Para que este sistema opere “sin contratiempos”; es decir, que los productos químicos y la droga pasen, se almacenen, se produzca y traslade, es menester que haya alguna o algunas autoridades involucradas, según reportan las investigaciones militares.


También prevén, en el caso de Querétaro, que podrían registrarse hechos violentos por el enfrentamiento entre elementos de los grupos criminales, a raíz del desmantelamiento de las bodegas y el laboratorio ilegal de los últimos días.


Estos no son, sin embargo, los únicos elementos de riesgo para el Estado de Querétaro, ya que un análisis realizado por la Policía Federal sobre el crimen organizado en el Estado de México establece que hay 38 municipios en donde bandas delictivas operan y, por supuesto, realizan acciones ilegales de todo tipo.


Atlacomulco y Acambay, que municipios colindantes con el Estado de Querétaro, están en esa lista.


Queman estupefacientes en Colima
El Ejército localiza narcolaboratorio en Sinaloa


CULIACÁN.- El Ejército descubrió en la sindicatura de Costa Rica un improvisado laboratorio clandestino para elaborar droga sintética, en el que aseguraron 40 litros de metanfetamina, 35 kilos de la misma sustancia semisólida y 5.3 kilos de metanfetamina sólida.


Según el reporte de las autoridades militares, en una inspección terrestre por dicha sindicatura, percibieron el olor característico que emana de la mezcla de sustancias químicas, por lo que al revisar un inmueble en proceso de construcción descubrieron la droga.


En ese lugar, en el cual no se encontró a ninguna persona, se aseguraron 360 gramos de cristal, 640 litros de acetona, dos básculas eléctricas, dos batidoras, igual número de congeladores industriales, prensas metálicas y diversos equipos de laboratorio.


En Colima, la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR), incineró poco más de 23 kilogramos de diversos narcóticos, correspondientes a por lo menos 73 averiguaciones previas iniciadas por la comisión de delitos contra la salud.


El evento, realizado en terrenos del Club Cinergético Colimán, se efectuó conforme al Programa de Destrucción de Narcóticos, y a lo dispuesto en el artículo 181 del Código Federal de Procedimientos Penales, que prevé la destrucción de instrumentos, objetos o productos del delito.


Ante personal del Órgano Interno de Control de la PGR, que dio fe del peso y autenticidad del narcótico, fueron incinerados 15 kilos 527 gramos 308 miligramos de marihuana, cuatro kilos 633 gramos 300 miligramos de fenilacetato de etilo y tres kilos 33 gramos 500 miligramos de metanfetamina.


Asimismo, 329 gramos 100 miligramos de clorhidrato de metanfetamina, 40 gramos de cocaína, seis gramos de clonazepam, un gramo 300 miligramos de clorhidrato de cocaína y cuatro pastillas de clonazepam.


Con ello, destacó la PGR, “queda manifiesta la coordinación interinstitucional entre las autoridades federales, estatales y municipales, en materia de seguridad y procuración de justicia”.